El varón y la  mujer en el designio Divino caído por el pecado original restaurado por Dios a través del Antiguo y Nuevo Testamento.